LA NUEVA LA NUEVA Author
Title: Terremoto de 1976 y la gran devastación en San Juan Sacatepéquez
Author: LA NUEVA
Rating 5 of 5 Des:
Iniciaba un nuevo día, un miércoles 4 de febrero de 1976, apuntaba a ser un día normal, como todos los demás en Guatemala, 3 horas y 1 minut...



Iniciaba un nuevo día, un miércoles 4 de febrero de 1976, apuntaba a ser un día normal, como todos los demás en Guatemala, 3 horas y 1 minuto después de la media noche, se registró un movimiento telúrico.

La tierra comenzó a moverse y no fue menos de 30 segundos. Según la información y noticias del momento, se contabilizaban unas 250 mil casas con daños y comunidades totalmente destruidas.

En San Juan Sacatepéquez, Guatemala y San Martín Jilotepeque, Chimaltenango, el sismo arrasó con todo, como si se hubiera lanzado una bomba de altísima potencia.

Esta fotografía fue tomada tras el terremoto, en el que casas quedaron destruidas, mientras que la casa situada en la 6ª.  Avenida y 9. Calle de la zona 4 que pertenecía a la familia de la señora María Edelmira Solís, viuda de Pineda, quedó en pie.

Mientras que el templo parroquial después del terremoto de quedó totalmente destruido.

El alcalde de San Juan Sacatepéquez, en ese entonces, era Agustín Boch Siney, quien expresó su agradecimiento a la cruz roja alemana y al pueblo alemán y de Barcelona, España, gracias al entusiasmo del cónsul honorario de Guatemala, señor Francisco Delgado Soriano, son a quienes los sanjuaneros no tenemos palabras para expresarles nuestra gratitud”, indicó.

“La desgracia sufrida que arrasó con nuestro pueblo y cortó la vida de tantos hermanos que traspasaron la eternidad, así como las lágrimas amargas vertidas por quienes quedamos, servirán para que de los escombros resurja una Ciudad próspera y bella en la que sus hijos trabajen para su engrandecimiento y el de la patria”, dijo el alcalde Boch.

Donde se registró la mayor tasa de fallecidos, fue en Chimaltenango, un total de 13 mil 750 personas, una de las causas principales se debió, entre otras, a que la mayoría de casas estaban construidas de adobe.

La magnitud, confirmada por el Departamento Geológico de los Estados Unidos, fue de 7.5 de la escala de Richter y de 9 grados en la escala de Mercalli, y según los expertos, se debió al movimiento de una de las fallas mayores que pasa por debajo del valle del río Motagua.

Especial

 
Top