LA NUEVA LA NUEVA Author
Title: Elecciones Generales 2019 La suma de candidatos que buscan ser electos solo es el reflejo del desempleo galopante que hay en Guatemala.
Author: LA NUEVA
Rating 5 of 5 Des:
Este 1 de junio, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó que son 35 mil 300 candidatos de elección popular quienes participarán en las...

Este 1 de junio, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó que son 35 mil 300 candidatos de elección popular quienes participarán en las elecciones generales del 16 de junio. Los aspirantes se postulan para ocupar cargos de diputados, alcaldes, presidente y vicepresidente del país, además de corporaciones municipales.
Leopoldo Guerra, director del Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), refirió que ya no se pueden ingresar ni hacer modificaciones en el sistema, en el cual se ha registrado el número de candidatos que participarán en el proceso electoral.
Guerra enfatizó en que desde el 31 de mayo último, a las 16 horas, fue cerrado el proceso de inscripción, que al final suma 35 mil 300 guatemaltecos que buscan un cargo de elección popular en las próximas elecciones.
Entonces, a pesar de los esfuerzos que hacen los magistrados del Tribunal Supremo Electoral para calificar a cada uno de los aspirantes a un cargo público a través del Registro de Ciudadanos, es notorio que en su gran mayoría no son idóneos, ni honrados, tampoco preparados adecuadamente para el cargo al que aspiran. Para muestra, los candidatos a la Presidencia de la República.
Si a estos ciudadanos, que según la Constitución Política de la República tienen derecho de elegir y ser electos, se les hiciera un verdadero examen, primero de conciencia y luego de conocimiento, consideramos que la mayoría no saben ni dónde están parados; no conocen la  historia y geografía de Guatemala, mucho menos del mundo, solamente piensan en ganar una elección popular con tal de una oportunidad de trabajo, y ojalá fuera para hacer bien lo que buscan, sino que fácilmente son absorbidos por el sistema corrupto en el que vivimos. 
Si nos ciñéramos estrictamente, por ejemplo, a lo que hace una empresa especializada en la contratación de personal con experiencia en la búsqueda de ejecutivos de alto nivel, donde se sigue un protocolo estricto para la búsqueda, reclutamiento, selección y contratación de personal, ¿será que los 35 mil 300 aspirantes a un cargo público pasan la prueba?
Entre los requisitos que exigen estas empresas especializadas en contratación de personal están: conocimientos, experiencia y una hoja de vida profesional intachable. Luego, completar la solicitud y documentación de respaldo, hoja de vida, investigaciones de antecedentes, exámenes de conocimientos, confirmación de referencias, evaluaciones psicológicas, entrevistas y resolución de casos prácticos, exámenes médicos y visita domiciliar, ¿será que si esto lo aplicamos entre los que buscan puestos públicos, todos ganan?
Nos preguntamos cómo debería ser el proceso de selección de quien ocupa la Presidencia de la República. El ejercicio del cargo requiere mucho más que los requisitos constitucionales: “guatemaltecos de origen que sean ciudadanos en ejercicio y mayores de cuarenta años”, y otros más.
Así como se selecciona con extremo cuidado a un alto ejecutivo para empresas tanto privadas como públicas a nivel internacional, para desempeñar la Presidencia de la República se debería ser aún más exigente y buscar a una persona que haya demostrado durante su vida, además de valores morales y espirituales, ser estratega, tener visión, pasión, integridad, confianza, curiosidad, osadía, alegría, humildad y honestidad; que conoce sus fortalezas y debilidades; que aprende de otros y trabaja en equipo, toma riesgos, ir  y actuar; que con espíritu constructivo promueva la unidad nacional, respetando a todas las personas sin importar su posición social, económica, género, etnia, credo, o filiación política, y tener la convicción de servir y de que la raza humana es una y que sea un auténtico líder y estadista.


Advertisement

 
Top