LA NUEVA LA NUEVA Author
Title: ¿Adónde va a parar el dinero asignado para la publicidad del Gobierno de Guatemala y demás instituciones públicas?
Author: LA NUEVA
Rating 5 of 5 Des:
Los diputados, que por ley tienen la obligación de velar por la cosa pública, así como la Contraloría General de Cuentas de la Nación, no h...
Los diputados, que por ley tienen la obligación de velar por la cosa pública, así como la Contraloría General de Cuentas de la Nación, no han hecho nada, eso es lo que se sabe públicamente, para auditar, o por lo menos saber para que los contribuyentes nos enteremos de adónde van a parar los millones de quetzales que cada año son presupuestados para publicitar todas las acciones y actividades públicas del Gobierno Central, los ministerios y demás instituciones públicas.
Tenemos que recordar que todos los años el Congreso de la República, cuando aprueba el Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Nación, conoce que en él están incluidas, en el renglón de publicidad, millonarias sumas de dinero, que en los últimos años no se ha visto reflejado que este capital se haya realmente invertido en los diferentes medios de comunicación social, ¿por falta de ejecución o qué?
Asimismo, vale la pena apuntar que es el gobierno el mayor recaudador de dinero a través de los impuestos que pagamos los ciudadanos, y unos que otros servicios que las instituciones estatales cobran para el fisco, por eso justamente el Estado nunca quiebra, a pesar de que cada equipo de gobierno que llega, por medio de elecciones generales, sustrae cantidades exorbitantes de dinero, de lo que la Contraloría poco o nada dice.
Entonces, si el gobierno, por ejemplo, no hace obra física de carreteras o cualquier otra obra pública, prácticamente se paraliza gran parte de la industria de la construcción en el país, y eso es lo que está pasando con los medios de comunicación en Guatemala, sobre todo con los medios escritos y con aquellos que no son proclives al gobierno de turno, el Gobierno Central, los ministerios ni las instituciones descentralizadas están invirtiendo en publicidad.
Las partidas de publicidad de todo el aparato gubernamental han sido centralizadas en una sola cuenta de la que la Contraloría, al parecer, no sabe nada y ningún diputado se ha preocupado por averiguar. Esto fue claramente visto y notorio, que toda la partida de publicidad del gobierno del Partido Patriota fue manejada por una agencia de publicidad afín a la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti y otras gentes de su equipo de trabajo; y en este gobierno sucedió algo parecido, aunque no se ha identificado plenamente quién o qué agencia de publicidad tiene acaparado todo el dinero de las partidas de publicidad del sector público.
No es casualidad que algunos periódicos ya hayan desaparecido, incluso una revista de mucha tradición e importancia para el debate público, y también muchos radioperiódicos, no porque sus directores o periodistas que laboraban en estos medios fueran incapaces. Lo que sucede es que los han ido ahogando económicamente, muchas veces sin que se dieran cuenta, y sobre todo con la única intención de no tener críticas ni querer saber la verdad de las mayorías.
En síntesis, podemos afirmar que en Guatemala, y sobre todo en los últimos dos gobiernos, incluido el actual, no ha habido una clara persecución de periodistas, pero sí un aparente respeto a la libertad de expresión y prensa, a pesar de los desaciertos constantes del presidente de la República, Jimmy Morales, respecto a su relación con la prensa independiente.
Los medios de comunicación, en este caso los medios escritos, son sumamente importantes en cualquier sociedad, porque constituyen el fiel reflejo de lo que está pasando en el país y el mundo, y permanecen como parte de la historia contemporánea en las hemerotecas y fototecas, lo que a la fecha, por ejemplo en Guatemala, no se sabe adónde van a parar los materiales usados en los medios masivos audiovisuales.
La esperanza es lo último que se pierde, dice un viejo refrán. Claro, así es, y la esperanza de los medios  de comunicación social, sobre todo los escritos, está en la llegada al poder del nuevo gobierno; en este caso el presidente electo Alejandro Giammattei, de quien sabemos tiene experiencia de una buena relación con la prensa y, por supuesto, con periodistas.

Advertisement

 
Top